Debemos hacerlo mejor en Higiene Menstrual

Quiero ver que se eliminen todas las barreras al éxito de las niñas para permitir que todas las jóvenes alcancen su máximo potencial y vivan su vida con #nomorelimits - Ana María Mideros, presidenta de la Junta Mundial de la AMGS

  • Rwanda photo - girl writing - Free Being me
  • Mexico
  • 2016 _ Albania _ group playing game

Ninguna niña debe ser expulsada de su casa cada mes cuando llega su período. Nunca debe ser tratada como sucia, ni verse obligada a perder una semana de escuela porque no puede pagar los productos sanitarios. 

La Asociación Mundial de las Guías Scouts (AMGS) es la voz de 10 millones de niñas en 150 países. Este Día de la Higiene Menstrual (mayo 28), la AMGS quiere reducir las barreras que enfrentan las niñas y las jóvenes para que puedan vivir sin límites #nomorelimits. 

Este mes, la AMGS y UNICEF formularon tres preguntas simples a través de una encuesta de U-Report, una encuesta global que se envía a los jóvenes a través de las redes sociales. 

Queríamos saber si las escuelas y los lugares de trabajo ofrecían productos e instalaciones adecuadas para ayudar a manejar los períodos. Entre más de 5,360 respuestas, el 48 por ciento de las niñas dijo que no era así.

Esto crea una barrera mensual para las niñas y las jóvenes. Les dice que sus necesidades básicas de salud no son importantes.

Como presidente de la Junta Mundial de la AMGS, estoy exhortando a todas las escuelas y lugares de trabajo para que proporcionen baños higiénicos para las niñas, con agua corriente limpia y compartimentos privados con puertas con cerradura, para su privacidad y dignidad. 

La AMGS quiere escuelas que apoyen a las niñas para que tengan acceso a su derecho básico a la educación, proporcionándoles productos sanitarios menstruales. Las chicas no deben verse afectadas por su período y la pobreza, y tener que faltar a clases.

Preguntamos a las niñas acerca de las actitudes hacia los períodos en sus comunidades. Más del 35 por ciento dijo que existía la creencia de que las niñas no deben nadar o practicar deportes durante sus períodos, el 29 por ciento dijo que las niñas se sentían presionadas para ocultar sus productos, y el 24 por ciento dijo que no se debe hablar sobre los períodos cuando hay hombres presentes. Pero lo peor de todo, el 11 por ciento dijo que los períodos eran un completo tabú. 

Como parte de la encuesta, preguntamos a las niñas qué cambios creían que podían mejorar las actitudes en torno a la menstruación. Las tres respuestas principales fueron: desafiando la vergüenza, invirtiendo en servicios de salud para las niñas y las mujeres y proporcionándoles  productos sanitarios. 

Cynthia McCaffrey, Directora de Innovación Global de UNICEF, dijo que U-Report llega a cinco millones de jóvenes en 41 países. “Cuarenta por ciento de las niñas y las jóvenes en la plataforma, regularmente resaltan los problemas y reciben información sobre higiene menstrual.” “U-Report ayuda a cerrar la brecha entre la investigación y la práctica, al unir las voces de las niñas que quieren tomar medidas reales y romper el silencio en torno a la menstruación,” dijo Cynthia McCaffrey. 

El Día de la Higiene Menstrual también tiene que ver con celebrar el éxito de las niñas y las jóvenes que trabajan para empoderar a las demás. 

Como la Guía Scout nepalesa Nirmala Shrestha. Ella distribuye información y productos reutilizables en los alrededores del Distrito Sindhupalchok, en la remota zona montañosa del centro de Nepal colindante con China, que fue severamente afectada por los recientes terremotos en el país. 

Ella dijo que existían muchos mitos locales que dictaban la forma en que eran tratadas las mujeres y las niñas cuando menstruaban. “Las niñas no tienen permitido entrar a la cocina. No se les permite tocar ninguna fruta o planta.” No poder entrar a la cocina significa que muchas no comen adecuadamente. Incluso se puede esperar que duerman solas, a menudo fuera de sus casas, hasta que terminen de sangrar. 

Ella dijo que muchas niñas en aldeas rurales, en particular las niñas de escuelas y las mujeres pobres, carecían de instalaciones sanitarias adecuadas y productos sanitarios. Las instalaciones sanitarias son muy deficientes, y muchas niñas recurren a métodos antihigiénicos para capturar la sangre.

Pero las Guías involucradas con un proyecto llamado YESS-Girls proporcionan información y formas fáciles de elaborar almohadillas reutilizables. Hasta ahora han llegado a 1,860 niñas, 200 niños y 10 maestros. 

Me siento inspirada por el increíble trabajo de las niñas para mejorar las vidas de otras niñas en sus comunidades. Pero debemos hacer más. Todas las comunidades, escuelas y lugares de trabajo deben crear culturas donde no exista la vergüenza en torno a la menstruación.

Quiero ver que se eliminen todas las barreras para el éxito de las niñas y las jóvenes, para permitirles que alcancen su pleno potencial y vivan su vida sin límites #nomorelimits.

- Ana María Mideros, presidenta de la Junta Mundial de la AMGS


  • Colombia
  • 082017 Rwanda Pascaline
  • 2018 02 _ Switzerland _ group taking selfie in the mountains
Compartir esta página