Nuestra historia

Nacimiento del Guidismo en el Mundo

Un encuentro de Scouts en Crystal Palace en 1909 no parecería ser el lugar de nacimiento más indicado para el Movimiento de las Guías Scouts, ya que ésta era después de todo una época cuando las faldas se llevaban largas hasta los tobillos y las muchachas no corrían. Pero un pequeño grupo de niñas exigiendo ser admitidas al encuentro, resultó ser el catalizador para el movimiento de hoy día.palacio de cristal

La historia no nos indica exactamente cuántas "Guías Scouts" estaban presentes, pero evidentemente causaron una gran impresión ya que a los pocos meses tenían su propio nombre y programa. 

Baden-Powell escogió el nombre Guías en honor de un famoso cuerpo de Guías de la India y éstas no demoraron en tener un impacto. Para 1910 Agnes, la hermana de Baden-Powell, había adoptado el libro "Scouting for Boys" para usarlo con las Guías y es así como nació el Movimiento Guía.

Ese mismo año Sir Robert, recién jubilado, comenzó a dedicarse plenamente al Guidismo y Escultismo femenino y fue durante una gira promocional que conoció y contrajo matrimonio con Olave Soames.

Formaban una pareja formidable. Para 1918 Olave era Jefa Guía en Reino Unido, y juntos se lanzaron a expandir el Guidismo en todo el mundo. 

Alrededor del mundo

El Guidismo bien podría haber nacido en Inglaterra, pero se estaban haciendo grandes progresos rápidamente en otras partes del mundo.

Aún antes de que se fundara una Asociación, estaban creciendo grupos y para 1912 el Guidismo había logrado establecerse en diez países. Estos grupos tenían uniformes, insignias, reglas y nombres diferentes, pero todos compartían los mismos ideales.

La primera Guerra Mundial no detuvo el progreso del Movimiento: de hecho, muchos grupos se ofrecieron como voluntarios y para 1930 había grupos de Guías en otros quince países, incluyendo Brasil, China y Estonia.

Este crecimiento veloz fue resultado de los esfuerzos de muchas mujeres entusiastas, ingeniosas y previsoras que vieron una hermosa oportunidad para la educación de las niñas.

Olave con niña

Compartir esta página