Delegados en Nueva York

Aisling O’Boyle, 21, IrlandaAisling - CSW62

Cuando entré al local de las Brownies a los seis años de edad, nunca imaginé que el Guidismo me llevaría a andar en trineo en los Alpes Suizos, a explorar la India, a visitar amigas en Ontario y Virginia y a hablar ante el gobierno irlandés. 

A los 18 años inicié  una nueva Unidad Guía para niñas de 10-14 años. Durante los últimos cuatro años las he visto crecer en confianza y desarrollar sus propias opiniones. Sus historias de discriminación de género son uno de los principales factores que me motivan a participar en la CSW62. 

Al empujar a las niñas fuera de su zona de confort, el Guidismo muestra a las niñas que ya no deben estar limitadas a determinadas profesiones o roles sociales. En lo personal, mi participación en el Foro Mundial de las Niñas 2012 sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, me inspiró a estudiar Ciencias Políticas y Geografía en el Trinity College en Dublín. Durante el tiempo que he pasado en la universidad, he estudiado teorías de justicia, desarrollo, representación y relaciones internacionales, que me emociona aplicar en un contexto del mundo real.

Creo que la igualdad de género se podrá lograr durante mi vida. Pero no ocurrirá así nada más, debe ser impulsada y orientada. Este proceso comienza empoderando a las niñas y las jóvenes, invirtiendo en educación y proporcionándoles un medio para formar sus opiniones y desarrollar su confianza. Experimenté lo poderoso que puede ser esto, cuando llevé a cabo actividades de propugnación para 1000 niñas en el campamento internacional de las Guías Irlandesas el verano pasado.

Como delegada remota de la AMGS en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático COP 21, observé la capacidad de nuestro movimiento para abogar eficazmente por el cambio global. Al poner de relieve las preocupaciones de las niñas sobre temas que incluyen la educación, la violencia contra las mujeres y la falta de mujeres en puestos de alta dirección, podemos garantizar que las voces de las niñas estén reflejadas en la política. 


Ankita Saigal, 20, Malasia Ankita CWS62

Cuando tenía 15 años, un encuentro casual despertó mi pasión por defender los derechos de las niñas y las mujeres. 

Una amiga de la familia había contratado a una empleada doméstica de 17 años; eso me molestó y comencé a preguntar sobre su vida. Para educar a su hermano, su familia la sacó de la escuela y la envió a la ciudad a trabajar. La otra opción para las chicas de su aldea era el matrimonio.

He leído bastante sobre estas historias, pero verlas y escucharlas de primera mano fue diferente. Estaba impactada. Quería a ayudar, pero no sabía qué hacer. 

Algunas personas lo justificarían diciendo que están ayudando a la chica; la tratan bien y de todos modos estaría trabajando en otra parte. Pero esto no es justificable. Es una violación de los derechos humanos. 

Después de cinco años, desearía haber tenido entonces el coraje que me dio el Guidismo y que ahora me permitiría hablar con sus empleadores.  Haber liberado mi voz es algo valioso y soy responsable de provocar el cambio.

Cuando estaba creciendo no podía identificar algo que realmente me apasionaba. Pero ahora puedo decir con seguridad que no hay nada que me impulse más que el empoderamiento de las mujeres, las niñas y la igualdad de género. Me he dado cuenta de que para que ocurra el cambio, tengo que hacer mi parte para lograrlo.

He completado la capacitación Alto a la Violencia en Malasia y la capacitación ACTÍVATE en Nuestro Chalet, que también encendió mi pasión por poner fin a la violencia contra las niñas y las mujeres. En 2017, asistí al Consejo de Derechos Humanos en la ONU en Ginebra, y estoy orgullosa de representar a 10 millones de niñas en la CSW62.


Emma Guthrie, 26, Reino UnidoEmma CSW62

Me uní al Guidismo hace veinte años. 

Como Brownie monté a caballo, fui a esquiar cuando era Guía, estuve presente en las Naciones Unidas para la apertura de la CSW61, como miembro de la Sección Senior.

A lo largo de mi vida, el Guidismo ha sido una constante – apoyándome, motivándome y desafiándome. 

El Guidismo me ha ayudado a avanzar en mi carrera como abogada; me ha dado la oportunidad de hacer cosas que nunca podría haber hecho de otra manera, y la capacidad de empoderar a las niñas y las jóvenes. 

La organización me dio un espacio seguro y la oportunidad de probar nuevas aventuras. También me ha brindado un espacio para expresar mi opinión y crear un cambio real. Realmente disfruté mi tiempo en la CSW el año pasado. La CSW ofrece a organizaciones como la AMGS la oportunidad de relacionarse con, e influir en los gobiernos. Estas organizaciones están trabajando en el campo, en contacto con los problemas reales que involucran la igualdad de género. 

La organización también tiene la capacidad para llegar a niñas y mujeres de todo el mundo en diferentes comunidades, a menudo aisladas, con muchos desafíos. Lo he visto en algunas de las islas y zonas rurales de Escocia. El modelo de nuestra organización de gente local dirigiendo unidades locales, significa que podemos ofrecer recursos y oportunidades a niñas en comunidades a las que otras organizaciones no pueden llegar. Les mostramos a las niñas que son capaces de crear cualquier futuro que elijan. 

Conozco la increíble capacidad que tienen las organizaciones Guías y Guías Scouts para cambiar la vida de las niñas y las jóvenes. Podemos agregar valor a la CSW62 y estoy emocionada de aprovechar al máximo esta oportunidad. 


Hannah Sanderson, 19, Reino Unido Hannah CSW62

Juntas podemos hacer la igualdad de género una realidad. Comencé en el Guidismo como una niña muy tímida de cinco años, pero el Guidismo me ha convertido en una joven fuerte e independiente. 

Me siento sumamente honrada de ser un miembro de la delegación de la AMGS en la CSW, representando orgullosamente a 10 millones de Guías y Guías Scouts de todo el mundo. 

Ahora dirijo un grupo de Brownies de 7-10 años. Convertirme en líder ha sido lo mejor que he hecho. Me siento tan orgullosa de poder retribuir algo a mi comunidad local y contribuir a desarrollar la confianza de las niñas y ayudarlas a brillar. Es increíble ver a niñas de 7 años unirse  como Brownies provocar el cambio. 

Lograr la igualdad de género y los objetivos de desarrollo sostenible es una tarea enorme; sin embargo, es algo que me apasiona muchísimo. Quiero ser capaz de poner a los jóvenes al frente de las discusiones y asegurarme de que todas las voces sean escuchadas. 

Ser parte de la AMGS ayuda a las niñas a alcanzar su pleno potencial  y les ofrece las herramientas para enfrentar cualquier cosa que les depare la vida. Ir a la CSW con la AMGS es una oportunidad para mostrar a los líderes del mundo lo que se puede lograr cuando las niñas y las mujeres son empoderadas. 

Mi objetivo en la vida es marcar una diferencia positiva en el mundo, que para mí significa lograr la igualdad de género, ser una voz para las niñas y las mujeres de todas partes,  y ser una inspiración para mis Brownies.

Quiero mostrarles que pueden superar todos los obstáculos que se presenten en su camino y tener el coraje para luchar por lo que creen.  



Helga Mutasingwa M.D., 27, TanzaniaHelga CSW62

Soy miembro de la Asociación de Guías de Tanzania (TGGA por sus siglas en inglés), médico y ex alumna del Seminario Juliette Low. 

Ser una Delegada de la AMGS en la CSW62 es una gran oportunidad para aportar puntos de vista, opiniones y sugerencias a los formuladores de políticas, en nombre de las niñas de todo el mundo. 

Tengo experiencia en el ámbito hospitalario con una variedad de diferentes condiciones. Desde mujeres lesionadas después de haber sido golpeadas por sus esposos, abortos, niñas abusadas por familiares, niñas y mujeres desnutridas, mortalidad materna y mortalidad infantil. 

Ver estos problemas y tener la plataforma de la CSW62 para hablar sobre ellos, mientras buscamos apoyo y prevención, es un gran honor. 

Unimos fuerzas a través del Guidismo con el objetivo de mejorar la igualdad y asegurarnos de que se reduzca la tasa de mortalidad. 

Es mejor prevenir que curar. Encontrar formas de eliminar la violencia, buscar apoyo y acceder a una dieta balanceada, son algunas de las mejores maneras de reducir las causas de mortalidad prevenibles entre las niñas y las mujeres.

Estamos dando una voz, estamos apoyando la implementación y aplaudiendo los esfuerzos de nuestros socios por apoyar el avance de la igualdad de género. 


Henda CSW62Henda Maarfi, 28, Túnez

Mi viaje Guía Scout comenzó a una edad muy temprana.

Me apasionaban las actividades del Escultismo, la educación no formal, así como el espíritu del trabajo en equipo que viene con el Movimiento. 

Desde mi primer día en el Escultismo cuando tenía sólo seis años, disfruté progresando en todas las etapas, empezando como Brownie, luego como Guía, Rover, y finalmente me convertí en Líder. 

A lo largo de estos años, ha crecido mi conocimiento y también ha aumentado mi deseo por contribuir. 

Esta devoción por compartir e involucrar a más niñas, me ha permitido convertirme en la Comisionada Internacional de Les Scouts Tunisiens, un cargo que he ocupado desde 2015.

Mi participación en el Movimiento Guía Scout me ha abierto las puertas para ser panelista en el Día Internacional de la Niña en Washington DC, Estados Unidos. 

Me dio la oportunidad de tomar parte en el Proyecto de Fortalecimiento Institucional y Desarrollo Incluyente de la Sociedad Social en la Organización World Learning, donde trabajé en el desarrollo de instantáneas globales para minorías y mujeres. 

Las actividades organizadas por Les Scouts Tunisiens me dieron la oportunidad de trabajar en diferentes eventos nacionales, regionales e internacionales, cuyo enfoque eran los derechos de las mujeres y las niñas.

Esto incluyó la CSW59 y la Conferencia Women Deliver en Copenhague, Dinamarca.

Además de esto, también estoy trabajando para una fundación alemana llamada Friedrich Ebert, donde trabajo en estrecha colaboración con movimientos sindicalistas y sociales en la promoción de la igualdad de oportunidades económicas, sociales, políticas, y una democracia sólida y dinámica.

Tengo una Maestría en Mercadotecnia  y Administración del Instituto Superior de Administración de Túnez, y completé la Beca de Líderes por la Democracia en el Centro de Política de la Universidad de Virginia. 


Ines Gonçalves, 22, Portugal Ines CSW62

Cuando tenía siete años oí hablar de un grupo de niñas que se reunían cada sábado.

Pregunté a mis padres si podía ir y ellos me llevaron a mi primera reunión Guía. Puede sonar como un cliché pero, ese día encontré algo que revolucionó mi vida entera. 

No tenía idea de que este Movimiento se convertiría en una parte tan importante de mi educación, mis creencias y mi forma de ver el mundo. 

El Guidismo también me ha dado las amistades más puras, fuertes y valiosas. Nada puede acercar más estrechamente a un grupo de personas que acampar; riendo hasta que te duele el estómago y mirando las estrellas en una fogata.

Estas amistades también me ayudaron a llegar a la CSW62. Tendré el inmenso privilegio de asistir a este evento después de ganar el concurso de U-Report, al haber reclutado al mayor número de niñas para unirse a la plataforma de UNICEF y la AMGS. Sólo podía ganar con el apoyo de mis hermanas Guías que me ayudaron a reclutar a 1085 niñas.  

Mi objetivo principal en la CSW62 es representar la misión del Guidismo; ayudar a cada niña y mujer joven a desarrollar su pleno potencial. 

Es una declaración muy poderosa, ¿pero se imaginan si esto le sucediera a cada niña? ¡Yo sí! Vi cómo  me sucedió a mí y ahora quiero que cada niña, sin importar su edad, nacionalidad o condición social, tenga las mismas oportunidades para convertirse en lo que quiera ser. 


Lena María Rojas Segura, 25, Costa Rica Lena CSW62

Mi gran aventura con el Guidismo comenzó cuando tenía 21 años. No tenía idea en lo que me estaba metiendo. 

Ahora, a mis 25 años, soy una de las voluntarias de la Asociación de Guías y Scouts de Costa Rica, y además estoy en el último año de mi licenciatura en trabajo social.

He participado en una serie de proyectos relacionados con la violencia contra las mujeres y los niños. También soy dirigente guía y scout de un grupo de niños de 7-10 años llamado “Manada”. 

Durante 2016 me uní al equipo de Alto a la Violencia de Costa Rica. Creo que el elemento más fuerte del proyecto es la educación, no solo para las niñas y las mujeres, sino también para los  hombres y los niños. 

Se trata de un cambio que debe involucrarnos a todos.  

Recuerdo claramente lo tímida que era antes de unirme al Guidismo y Escultismo. Desde entonces me he convertido en una mejor persona, más segura de mí misma, feliz y apasionada,  y ya no temo hablar por mí misma y por los demás. 

También estoy muy agradecida por el increíble apoyo y amor mostrado por mi familia y amigos. Ellos me han impulsado para nunca rendirme en el camino hacia el logro de mis sueños.

Representar a la AMGS en la CSW es un gran sueño para mí. Abordaremos temas importantes, destacando especialmente la difícil situación de tantas niñas y mujeres en las zonas rurales, y buscaremos soluciones. 

Necesitamos más mujeres jóvenes en puestos de liderazgo y eventos. Ellas son capaces y merecedoras. Algunas veces, nosotras mismas somos nuestras mayores barreras para lograr lo que queremos. Pero debemos creer en nosotras mismas y enfrentar nuestros miedos.


Lucía Scandalo, 22, ArgentinaLucia CSW62

El Guidismo me ha inspirado a ser valiente. 

Me uní al Movimiento cuando tenía seis años y puedo decir con seguridad que el Guidismo es mi pasión. Ahora soy una estudiante de psicología, y este programa de estudios me ha enseñado a tratar de averiguar todo. Esto me ha hecho cuestionar los roles de género y la posición de las mujeres.

Otra motivación importante cuando solicité un puesto para ser parte de la delegación de la AMGS en la CSW62, es el grupo misionero del que formo parte. Colaboramos con una comunidad rural en la provincia de Santiago del Estero, una aldea aislada con difícil acceso a servicios como electricidad, agua potable, educación y cuidado de la salud.

Admiro a las personas que he conocido allí. Son fuertes y resilientes. Pero no deberían enfrentar tantos obstáculos. Hay tantas cosas que se podrían hacer para mejorar su calidad de vida. Pienso que el primer paso es darles una voz, y esa es una de las razones por las que estoy orgullosa de participar en la CSW62.

Hay muchas mujeres en mi vida que me han inspirado y me han mostrado que puedo lograr lo que me proponga, siempre que sea dedicada y perseverante. 

Una de las experiencias en el Guidismo que más ha influido en mí, fue el tiempo que pasé como voluntaria en Nuestro Chalet en Suiza. Allí no solo aprendí nuevas habilidades, sino que también conocí a mujeres maravillosas, apasionadas por el Guidismo y determinadas a hacer oír sus voces. Estas mujeres empoderadas son la razón por la que ahora soy lo suficientemente valiente para elevar mi voz y tomar acción.


Lucy Christiana Agyeman, 29, Ghana Lucy CSW62

Antes de convertirme en una Guía, yo era muy tímida y tenía una baja autoestima. 

El Guidismo me brindó el espacio y la oportunidad para desarrollarme y crecer. Aprendí a expresar mi opinión, ya que el Movimiento ofrece una plataforma para que las niñas tengan una voz en los temas que les conciernen, incluida la trata de niños, la violencia contra las mujeres y los niños, la confianza en la apariencia física y el liderazgo.

Desde que me convertí en Guía, mi familia y compañeros se han vuelto grandes partidarios. Ellos ven los cambios positivos que ha habido en mí tanto en el aspecto personal, espiritual, emocional, físico y social. 

Soy líder adulta en la Asociación de Guías de Ghana con más de 100 niñas en mi unidad, y Comisionada de Relaciones Públicas. Motivo a las niñas de mi unidad y disfruto verlas crecer y convertirse en líderes.

La CSW62 me ofrecerá una plataforma gigante y una oportunidad para abogar por las niñas y las jóvenes. Es un privilegio representar a 10 millones de voces, ser parte de los tomadores de decisiones, empoderarme y asegurarme de que nadie se quede atrás.

Como delegada remota en la CSW61, aprendí sobre las cuestiones que afectan a las niñas y las jóvenes, y cómo están colaborando las Naciones Unidas con la AMGS para hacer del mundo un lugar mejor. 

Estoy emocionada de ser parte del equipo que asistirá a la CSW62, y seré la delegada coordinadora para el grupo de trabajo de Comunicaciones. Me apasiona el empoderamiento de las niñas y las jóvenes, especialmente aquellas en las comunidades rurales. Habiendo trabajado con niñas de Anyaman,  una comunidad rural ghanesa, creo firmemente en empoderar a las niñas para que conozcan sus derechos y logren cualquier cosa que se propongan. 


Praise Adeyemo, 22, Nigeria Praise CSW62

“¿A tu edad y en tu situación, sigues usando un uniforme y perteneces a las Guías?” es la pregunta típica que me hacen cuando alguien me ve con mi uniforme Guía.

Inicialmente yo tampoco me sentía cómoda vistiéndolo. He sido la única Guía durante la mayor parte de mis años en la preparatoria y la universidad. Pero ya no me siento avergonzada. 

Tengo una cicatriz en mi muslo izquierdo que sirve como un recordatorio constante del precio que puedes llegar a pagar como líder.  Durante mi quinto año en la universidad serví como Administradora de la Residencia de Estudiantes de mi escuela. Intervine durante un incidente mientras todos los demás se apartaban y era mordida por un compañero. 

Durante seis semanas y media cubrí la herida. La principal lección que aprendí fue que, como líder siempre debes hacer lo correcto, sin importar las consecuencias. 

Actualmente estoy en el último año de Medicina Veterinaria en la Universidad Federal de Agricultura en Abeokuta, Nigeria. Tengo un certificado en Gestión de Proyectos, he servido como Embajadora de Marca para She Leads África y fui capacitada como Joven Constructora de la Paz por la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas. 

Representar y abogar por las mujeres y las niñas se ha convertido en una alegría para mí. Provengo de una comunidad rural y puedo relacionarme totalmente con las niñas y las jóvenes a nivel comunitario.  

Durante mucho tiempo se ha pedido a las mujeres que callen. Estamos cansadas de escuchar esto. Sabemos el potencial y el éxito que todas podemos alcanzar sin la disparidad de género. 


Tebogo Tsoane, SudáfricaTebogo CSW62

El Guidismo me ha llevado de ser una niña tímida que siempre puso límites a lo que podía lograr, a ser una joven que sabe que hay oportunidades y aventuras infinitas. 

Comencé en el Guidismo cuando tenía 12 años. Recuerdo haber asistido a mi primer campamento y estar completamente impresionada por lo seguras e inteligentes que eran las líderes. Ese fue mi primer encuentro con mujeres jóvenes tan fuertes que me alentaron a apuntar más alto y a encontrar mi voz. Hasta el día de hoy, sigo valorando el impacto que tuvo un campamento en mi futuro en el Guidismo, al igual que en mi vida en general.  

Creo firmemente que la Ley en cualquier país juega un papel fundamental no solo para garantizar la cooperación, sino que también para mejorar la calidad de vida que experimentan las personas. Después de tres años de estudiar Derecho, me encantaría usar mis conocimientos para cambiar la vida de los demás, mejorando las leyes o influyendo en los tomadores de decisiones. 

Muchas mujeres siguen enfrentando incontables desafíos por parte de la sociedad y la cultura, que les impiden alcanzar su pleno potencial. El trabajo que realiza la AMGS, junto con eventos como la CSW, ayuda a empoderar a las jóvenes de hoy, que seguirán adelante para convertirse en nuestras futuras líderes. 

Veo a la CSW62 como una gran oportunidad para ser parte de una conversación global para mejorar la calidad de vida de las mujeres y las niñas. Creo que el empoderamiento es la clave para transformar vidas. Ser parte de esta delegación es un gran paso para convertirme en un agente de cambio, y también es la culminación de mi sueño de trabajar para la AMGS y las Naciones Unidas. 


Compartir esta página