"Aquí a los niños y niñas se les trata igual"

"Aquí a los niños y niñas se les trata igual"

Annamarie, de 8 años, es de Calgary en Canadá, de un lugar conocido como la "ciudad de la buena suerte"

Vivo en Langdon Alberta; es una aldea al este de Calgary. Se llama la "ciudad de la buena suerte" y tiene una historia muy antigua, ya que se convirtió en una aldea en 1907. Langdon tiene dos escuelas: la escuela Langdon y la escuela Sarah Thompson.

Es una ciudad tranquila; todos se llevan bien y se ayudan mutuamente. La casa de campo solía ser una estación de tren, pero luego pensaron: "ya no necesitamos una estación de tren", así que la convirtieron en un edificio comunitario.

Durante la semana voy a la escuela, estoy en tercer grado, y luego asisto a mis actividades por la tarde. Estas incluyen Alitas, piano, gimnasia, natación y patinaje. Disfruto algo de tiempo con mi familia cuando llego a la casa y luego me voy a la cama.

En algunos países, las niñas no pueden hacer actividades como los niños. Pero aquí los niños y niñas son tratados iguales. Todos se llevan bien y nos divertimos.

Me gusta que todos juegan juntos en Langdon y nadie pelea. Me gusta que tengamos una pista de patinaje, un parque de patinaje y parques como Langdon Park, el cual es agradable de atravesar. Me gustan los profesores y los ayudantes en mi escuela porque son útiles y amables. Los vecinos siempre se ayudan mutuamente.

Me enteré del Guidismo a través de mi tía Ashley. Ella me contó sobre el tiempo que ella estuvo en las Guías y me dio ganas de hacerlo también. Mi madre también era una líder de Sparks.

Para Alitas nos reunimos en la escuela Sarah Thompson los jueves de 6pm a 7.30pm. Mi mamá y otras dos mamás dirigen las reuniones. Hacemos manualidades, trabajamos en insignias, trabajamos en Llaves, aprendemos cosas geniales, jugamos y cantamos canciones.

Hemos plantado un árbol, trabajado en jardines comunitarios y parcelas de flores alrededor del pueblo, hemos limpiado el Parque Langdon y ayudamos a clasificar los alimentos en un banco de alimentos.

Lo que más me gusta del Guidismo es ayudar a mucha gente, ir de camping y ganar insignias. Otras niñas deberían convertirse en Guías para formar parte de la comunidad y ayudar a las personas. También para que puedan obtener insignias, aprender sobre muchas cosas y tener un grupo de amigas.


Compartir esta página