Tanzania

La Asociación de Guías de Tanzania es una de las Organizaciones Miembros que participan en nuestro nuevo Programa de Nutrición

Acerca de Tanzania

La República Unida de Tanzania está formada por Tanzania Continental y la Isla de Zanzibar. El idioma nacional es el swahili, pero el inglés también es ampliamente usado.

Acerca de las niñas en Tanzania

La mayoría de las niñas en Tanzania asiste a la escuela primaria, pero menos niñas pueden leer y escribir en comparación con los niños. La mayoría de las niñas entre 15 y 19 años no termina la educación secundaria. 

Has muchas razones para esto – las niñas a menudo tienen que participar en labores domésticas, actividades agrícolas y trabajo manual. El matrimonio precoz y otras creencias culturales sobre el papel de las mujeres también limitan el acceso de las niñas a la educación.

A pesar de que las niñas en Tanzania están involucradas en diferentes actividades económicas desde una edad muy temprana, sus ganancias son inferiores a las de los niños. Alrededor de la mitad de las niñas de 15 a 19 años están empleadas – principalmente en la agricultura u otros trabajos manuales. 

Tanzania - photos provided for NI launch

Sabían que… el área total de Tanzania dedicada a la vida silvestre y los parques nacionales es más grande que el tamaño de Alemania!

AMGS

¿Qué comen las niñas en Tanzania? 

Los alimentos básicos en Tanzania son maíz, frijoles y arroz. La mayoría de las tribus de Tanzania los consideran sus alimentos tradicionales. El arroz se come en ocasiones especiales.

El rol de preparar la comida es una tarea para las niñas y las mujeres de las familias. La preparación específica de la comida varía dependiendo de las costumbres familiares. 

Sólo algunas niñas de familias adineradas pueden consumir comidas balanceadas todos los días. La mayoría de las niñas consumen alimentos en función de la disponibilidad. 

El desayuno normalmente consiste en alimentos preparados a base de harina blanca como chapati o maandazi (dona) con té. En las zonas urbanas, las niñas prefieren comer chipsi (papas a la francesa) para el lunch o samosas como refrigerio, mientras que en las zonas rurales las niñas comen makande (frijoles y maíz) o ugali con estofado. En la cena, la mayoría de las familias volverán a comer arroz o ugali. 

En las ciudades, las niñas y sus familias compran alimentos de los mercados locales. En las zonas rurales, las niñas consumen alimentos cultivados en sus granjas familiares.

La nutrición en Tanzania

La mala nutrición sigue siendo un desafío fundamental para el desarrollo en Tanzania, y las niñas experimentan una serie de desafíos de malnutrición, incluyendo comer muy poco o no consumir suficientes vitaminas y minerales. 

Las niñas adolescentes tienen más probabilidades de sufrir desnutrición que las mujeres adultas. Son más propensas a estar más delgadas que otros grupos de edad.

Casi la mitad de los niños menores de cinco años no consumen suficiente Vitamina A, lo cual puede provocar ceguera nocturna.

La vulnerabilidad de las niñas al matrimonio infantil, la maternidad temprana y las oportunidades limitadas de educación y empleo, también las expone a un mayor riesgo de sufrir malnutrición. 

En las zonas rurales, las mujeres tienen menor participación en la toma de decisiones y son menos prioritarias en la distribución de los alimentos en el hogar, exponiéndolas al riesgo de no tener acceso a alimentos saludables. 

Si no mejora la situación nutricional para 2025, las pérdidas estimadas en la productividad económica de Tanzania ascenderán a unos US$20 mil millones. Abordar los problemas de nutrición y desigualdad es, por lo tanto, de vital importancia para las niñas y para la nación en general. 


Compartir esta página