DÍA MUNDIAL DE LOS REFUGIADOS: MI VIDA COMO UNA GUÍA REFUGIADA EN CHAD

Huyendo de la guerra en la República Centroafricana en 2002, Clarisse y su familia buscaron refugio en el sur de Chad en un campamento de refugiados en la ciudad de Goré. Cuatro años después, ella se unió a una unidad de Guías en el campamento, donde encontró amistades y desarrolló habilidades que transformaron su vida.

Soy Clarisse Nemadjilem y tengo 21 años. Nací en octubre de 1996 en un pueblo llamado Paoua en la República Centroafricana. Mi padre es de Chad y mi madre de la República Centroafricana.  En mi familia somos cinco hermanos. Estoy cursando el tercer año en la escuela.

Mi vida fue devastada durante la guerra en la República Centroafricana en el año 2002. Empujados por la guerra, mi familia y yo huimos del país y buscamos refugio en el sur de Chad en un campamento para refugiados en la ciudad de Goré, junto con muchas otras personas de la República Centroafricana. 

En 2006, descubrí una Unidad de Guías en el campamento. Transformó mi vida y me devolvió mi sonrisa y mi amor por la vida. (Clarisse)

AMGS

Durante ese tiempo, nada era igual. Me encontré en un mundo completamente desconocido, sin amigos y sin un punto de referencia. En 2006, descubrí una Unidad de Guías en el campamento. Transformó mi vida y me devolvió mi sonrisa y mi amor por la vida. 

Gracias al Guidismo, he encontrado una nueva familia, nuevas amigas y hermanas, he conocido a Dios y he aprendido muchas cosas. 

A través del proyecto para refugiados dirigido por la Asociación de Guías de Chad en 2008, aprendí muchas cosas. Me enseñaron a coser, a usar tintes, a hacer jabón y manteca de karité, y a hacer jugo de jengibre y limón. También experimenté la solidaridad del Guidismo cuando conocí a una joven líder llamada Emmanuelle Remadji de la región de N’Djamena, durante un evento de capacitación de líderes en Doba en 2011. Ella me trató como un miembro de su familia.

Después de eso, regresé al campamento de refugiados en Goré como una joven empresaria independiente. Gracias al Guidismo, mi vida como una joven refugiada ahora es muy diferente debido a las muchas actividades generadoras de ingresos que he aprendido en el Movimiento. Soy muy feliz porque tengo muchas amigas y hermanas en el Guidismo, dispuestas a darme lo mejor de sí mismas.

Ahora, soy una de los diez (10) millones de Guías del mundo: hice mi promesa en 2014.

My life as a refugee chad - Clarisse AMGS


Hoy es el Día Mundial de los Refugiados.  Somos un Movimiento poderoso de 10 millones de personas en 146 países. Aunque nuestras vidas son muy diferentes, nos impulsan los mismos objetivos – ver un mundo donde todas las niñas puedan alcanzar su potencial, expresar su opinión y producir cambios. 

Ya sea que nos reunamos en una escuela, en un centro comunitario, o en un campamento de refugiados, somos una hermandad - #OneMovement - que se apoya mutuamente y cree en un mundo mejor y más brillante para todos los jóvenes. 

Compartan sus mensajes de esperanza, tolerancia y amor en este Día Mundial de los Refugiados, usando #OneMovement en las redes sociales. 

Compartir esta página