Las Guías Scouts de Túnez combaten el extremismo y propagan la paz

La radicalización y el extremismo representan enormes riesgos para la gente – ésta es una realidad que viven los tunecinos, muchos con amigos y familiares que se han ido a luchar. Como una de las organizaciones líderes para niños y niñas, Les Scouts Tunisiens, que son parte de la Asociación Mundial de las Guías Scouts, están centrados en combatir el extremismo y promover la tolerancia a través de un innovador proyecto a nivel de la comunidad…

A medida que se pone el sol y se asienta el polvo en el campamento Borj Cedria en Túnez, grupos de Guías Scouts de todo el país recién comienzan las actividades de su campamento de verano. Entre los árboles se puede ver un conjunto de pequeñas tiendas  blancas,  rodeando a un montón de Guías Scouts elegantemente vestidas. Mientras se sientan en el suelo y charlan con entusiasmo, es claro que estas chicas hablan de problemas, algunas  discuten sobre la violencia de género y otras se centran en cómo combatir el extremismo.

 Túnez ha sido llamado “el mayor exportador” de combatientes yihadistas a la fecha, contribuyendo con unos 6,000 nacionales a grupos en Iraq y Siria. Se calcula que hay  entre 1,000 y 1,500 luchando en la vecina Libia, y docenas de tunecinos luchan en Mali y Yemen.

 El creciente número de jóvenes que viajan para luchar y aquellos vulnerables a la radicalización, se ha convertido en un problema importante en la sociedad tunecina. Habiendo visto un gran número de chicos que se van a luchar, incluyendo miembros de la familia, Les Scouts Tunisiens – parte de la Asociación Mundial de las Guías Scouts – están determinados a hacer algo al respecto.


Fatma and Khouloud
Se van a luchar

“Mi primo se fue  a luchar a Siria. Estábamos consternados cuando escuchamos las noticias,” dice la Líder Guía Scout Khouloud, 24 años. “Lo vi un mes antes de irse. Podía ver un cambio en él. Estaba publicando un montón de cosas religiosas en Facebook, pero nunca esperamos que se fuera.”

“En Túnez, la gente dice a menudo que la pobreza es una de las principales causas para que las personas se vayan a luchar, pero yo creo que hay más que eso. Mi primo disfrutaba todo lo que la vida tenía para ofrecerle. No estaba sufriendo. Estaba trabajando duro.  Supimos que le habían lavado el cerebro. Le dijeron que estaba viviendo una vida de pecado y que iría al cielo si vivía de determinada manera.”

“Cuando llegó a Siria, encontró que la gente se estaba matando entre sí. Esto no tenía relación con nuestra religión. Huyó de Siria tan pronto como pudo, pero lo capturaron en Alemania donde fue encarcelado. Todavía se encuentra allí y no sabemos cuándo regresará a casa.”

Khouloud está trabajando con su compañera Líder Guía Fatma, 28 años, para tratar de hacer frente al problema en todo el país.

Después de la revolución tunecina de 2011, Fatma presenció la partida de jóvenes en busca de lo que creían que era una vida mejor.

“Después de la revolución, las personas cambiaron en su interior. Muchas eran incapaces de aceptar las diferencias en otras personas. Para ellas, todo parecía mal.

“Seis años después, las cosas no han cambiado. Ahora Túnez tiene el mayor porcentaje de jóvenes que se van a luchar a Siria, incluyendo chicas. Un gran número de chicos abandonan la escuela, para poder luchar. Créanme cuando digo que están luchando en la primera línea.”

Para Fatma, el problema sigue siendo la falta de educación.

“El sistema educativo en Túnez sigue siendo débil. Las clases no abordan la religión o el extremismo religioso, por lo que los jóvenes no tienen otra opción que formar sus propias opiniones. Es muy fácil lavarles el cerebro.”

La educación es la clave

Girl Scouts at Tunisian CampFatma y Khouloud, junto con un gran número de Guías Scouts, están trabajando duro para educar a las niñas y los niños en todo Túnez, acerca de los peligros del extremismo y el impacto dañino que puede tener en sus vidas, a través de su programa de la insignia Propagar la Cultura de la Tolerancia y Combatir el Extremismo Violento.

Wahid Labidi, Presidente de Les Scouts Tunisiens, dice:

“Cuando surgió el problema del extremismo religioso, Les Scouts Tunisiens creyeron que podían hacer algo al respecto porque habíamos visto partir a un número pequeño de chicos. Fue desalentador. Queríamos ayudar a los jóvenes a ver que había otras opciones, podían unirse a nuestro Movimiento, en lugar de formar parte de esta violencia. Nuestro proyecto ‘entre iguales’ es cada vez más sólido, y estamos trabajando duro para empoderar a los jóvenes para que se unan al programa y hagan algo positivo por su comunidad y la sociedad.”

 
El objetivo del proyecto es educar a los jóvenes (scouts y no scouts) sobre los peligros de involucrarse con las organizaciones terroristas, y crear conciencia sobre la importancia de cultivar la tolerancia y resistir el extremismo violento a través de actividades tales como debates abiertos y opciones creativas. Se espera que más de 100,000 personas se beneficien de este proyecto.

Khouloud dice: “Tanto chicos y chicas Scouts dirigen talleres para jóvenes, en un intento por ofrecer un espacio seguro donde ellos puedan debatir estos temas. Hay disponible una variedad de actividades, dependiendo de la edad, el género y la religión.”


Girl Scouts of Tunisia

Espacio abierto

“Ofrecer un espacio abierto donde los jóvenes puedan discutir temas difíciles, es primordial para este proyecto”, dice Fatma.

“Cuando hablamos con los jóvenes durante nuestras actividades del Escultismo, ellos se ponen muy emotivos. Algunos nos dicen que quieren ir a luchar porque sienten que nadie más puede ayudarlos. Los escuchamos y les decimos que si encuentran una actividad como el Guidismo y Escultismo, esto puede ayudarlos a resolver estos problemas.

“Invitamos a las personas que lucharon en Siria a que vengan a hablar acerca de cómo es realmente la vida cuando se van. Yo he visto el impacto que tiene esto en los jóvenes y cómo reaccionan cuando descubren lo terrible que es en realidad. Es bueno que ellos tomen decisiones basadas en experiencias reales.”

“Hacemos nuestro mejor esfuerzo para ayudar a los jóvenes a encontrar soluciones por sí mismos. Esto se hace a través de artes y artesanías o poesía y danza. Es útil que ellos canalicen la energía negativa en algo bueno.”

La fortaleza de los jóvenes 

Sharing messages about peace and toleranceEn Túnez, y en todo el mundo, las Guías y Guías Scouts están tomando medidas positivas y haciendo que sus voces sean escuchadas, mostrando la verdadera fortaleza de los jóvenes, dice la Presidenta de la Asociación Mundial de las Guías Scouts, Nicola Grinstead:

“Desde programas dirigidos a combatir el extremismo y liderar proyectos para poner fin a la violencia contra las mujeres, las Guías y Guías Scouts están impulsando el desarrollo de la comunidad, equipando a los jóvenes con las habilidades para la vida y las experiencias que necesitan para participar en la sociedad y construir el mundo que queremos ver para nuestros jóvenes y su futuro.”

Para Fatma, Khouloud y todas sus amigas en el Guidismo y Escultismo Femenino, el proyecto está teniendo un gran impacto – y nunca han estado más orgullosas de ser parte del Movimiento.

“Dirigir este proyecto me ha enseñado mucho,” dice Khouloud. “Para mí es particularmente importante por lo que pasó mi primo. Cuando conozco a jóvenes que se sienten preocupados, mi consejo es: “Habla con tu familia y tus amigos. Es importante pensar acerca de tus decisiones. Una vez que las expresas, podrían cambiar.” 

Compartir esta página