Las Guías Scouts de Túnez luchan por la igualdad

En el Día Internacional de la Juventud, las Guías y Guías Scouts comparten sus experiencias de lo que significa crecer en Túnez – y revelan por qué están comprometidas a combatir la violencia, el sexismo y el extremismo…

La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo un problema en Túnez. En 2016, el Ministerio de las Mujeres, la Familia y la Niñez reportó que el 60 por ciento de las mujeres tunecinas había sido víctima de violencia doméstica, mientras que el 50 por ciento dijo haber sufrido agresiones en áreas públicas por lo menos una vez en su vida. Ahora, mientras que el Parlamento tunecino aprueba una medida que prohíbe la violencia contra las mujeres, las niñas están encontrando su voz y hablando valientemente de cara a la violencia.   

Abrarah, Tunisia

“Ser una Guía Scout me hace sentir libre para hacer lo que quiero” - Abrarah, 16

Cuando camino por la calle, los hombres me miran. Esto les sucede a todas las chicas en Túnez. Observan mi cuerpo y comentan sobre mi velo. Ellos dicen cosas como: ‘Todavía es joven, ¿por qué lleva velo?’

Me gusta usar mi velo. Las mujeres de mi familia lo usan, por ello también me gusta usarlo. Aunque no siempre es fácil, si las personas me piden que cambie, les digo: “Esta es mi vida, soy libre. Debería poder hacer lo que yo quiera.”

Ser parte de un grupo Scout ha ayudado. Cuando me uní por primera vez, yo era la única que usaba velo en el grupo, pero ahora muchas chicas lo usan, ¡así que me siento feliz! Todos me animan a usar lo que yo quiera. Nadie me molesta. Soy libre de hacer lo que quiero.


Fatma, Tunisia
“Las mujeres no son valoradas por su inteligencia” - Fatma, 28

En Túnez, los derechos de las niñas son pisoteados desde una edad temprana. Las niñas son objeto de violencia verbal y violencia sexual a diario. Se les considera inferiores a los niños y los hombres. Las mujeres no son valoradas por su inteligencia, son valoradas por su cuerpo o apariencia.

Si las niñas sufren acoso sexual, las alentamos a hablar y denunciar cualquier problema. Las niñas no tienen la culpa y debemos cambiar esta cultura.

El Guidismo y Escultismo Femenino me han enseñado mucho. Siento que tengo mucho que ofrecer, y cuando llevo a cabo actividades con mi grupo de Brownies, realmente siento que estoy ayudando a crear una generación de futuras líderes. 


Daous

“El Escultismo Femenino me ha ayudado de muchas maneras” - Daous, 17

Las niñas están pasando por un momento difícil en Túnez – ellas enfrentan violencia, en particular, violencia verbal. Muchas niñas enfrentan abuso si llevan velo en la calle. Se burlan de ellas.

Me convertí en una Guía Scout hace cuatro años, cuando mis amigas me animaron a unirme. Antes yo era muy tímida, pero mis amigas me dijeron que esto me ayudaría a sentirme más cómoda y segura - ¡y así ha sido! 


Nadene

“Los niños y las niñas deben ser educados desde una edad temprana” - Nadene, 19

Después de la revolución, hubo un aumento enorme en la violencia. Las personas no parecían entender la diferencia entre los dos.

Les Scouts Tunisiens están trabajando duro para asegurar que niñas y niños de todas las edades sean educados sobre este tema a través de una variedad de actividades creativas. Compartimos mensajes, hacemos pinturas y participamos en representaciones, esto ayuda a que las niñas y los niños aprendan sobre la paz y la tolerancia, y cómo aceptar a personas de todos los ámbitos de la vida.

Ser una Guía Scout significa mucho para mí. He sido Guía Scout desde que tenía seis años. Esto me ha dado confianza y me ha enseñado a ser una líder en la vida.  


Amal, Tunisia

“¡Los derechos de las niñas son importantes!” Amal, 20

¡Las niñas son buenas; las niñas son las mejores! Sin embargo, enfrentamos muchos problemas en Túnez. Una chica no puede caminar por la calle en pantalones cortos, sin atraer comentarios. Constantemente te hacen sentir inferior. En las zonas rurales, las niñas ni siquiera van a la escuela.  

Dentro de mi comunidad, animo a los padres a mandar a sus hijas a las actividades realizadas por Les Scouts Tunisens, para que tengan oportunidad de aprender. Quiero que las niñas se den cuenta de su valor, así que les enseño a abordar temas como la desigualdad de género y la violencia de género. 

También es importante ejercer nuestro derecho al voto. Como una líder Guía Scout, quiero asegurarme de que las personas hagan uso de su voto. La gente piensa que no importa si vota o no – el resultado será el mismo. Pero no es así. A través del Escultismo, las jóvenes están empezando a tener conversaciones. Ellas pueden ver la importancia de marcar un cambio. Estoy feliz de ver que ahora muchas de ellas votan. Si permanecemos indiferentes, no vamos a progresar. 


Hanine
“El racismo no es algo de lo que hablamos en Túnez, pero existe” - Hanine, 23

Mi apariencia es diferente a la de los demás en Túnez. Tengo cabello rizado y mi piel es más oscura. Cuando era más joven, fui objeto de muchos comentarios racistas. La gente sentía que tenía permiso para insultarme. Cuando me veían pasar, me llamaban por mi color, diciendo: “Oye niña negra, ¿puedo preguntarte algo? Era difícil. Sentía que tenía que acostumbrarme.

El racismo no es algo de lo que hablamos en Túnez, pero existe. Mi familia es una torre enorme de fortaleza, especialmente mi madre. Ella siempre ha estado allí; es mi amiga. Ella me explicó que no importa lo que diga la gente. No puedo cambiar mi cabello, mi color, a mí misma.

Ser una Líder Guía Scout en Túnez me ha ayudado. He aprendido mucho a través de los proyectos de la Asociación Mundial de las Guías Scouts tales como Alto a la Violencia, Libre de Ser Yo y Futuras Líderes del Mundo.

Cuando haces algo que te apasiona, te olvidas de todo lo demás. Ser una Guía Scout me inspira – y eso es lo más importante de este Movimiento. Inspirarme con otras líderes y ver los proyectos que están llevando a cabo. Es increíble ver cómo puedo inspirar a las niñas de mi grupo, y espero que ellas también quieran inspirar a otros en el futuro. Estoy muy orgullosa de ser una Guía Scout.


Khawla
“No corresponde a otras personas describir mi cuerpo” Khawla (derecha), 16

Yo carecía de autoestima; sentía que me faltaba una parte de mí misma. Sin embargo, Libre de Ser Yo, un programa de la Asociación Mundial de las Guías Scouts, me ayudó a aprender mucho acerca de mí. Me ha dado mucha energía y ahora me siento positiva acerca de mí misma.

Cuando siento pasión por algo, expreso mi opinión. He aprendido a comunicarme y a hablar con las personas, pero sobre todo he aprendido a amar a las personas por quienes son.

En Túnez, a las niñas las hacen sentir menos de lo que valen. Somos vistas como objetos. Abundan la violencia y el acoso sexual – sucede todos los días en las calles. Si uso una falta corta, la gente me mira.

A través de mi grupo Guía Scout encuentro fortaleza – y eso es lo más importante. Las líderes, como Hanine, son como mi segunda familia. Las Guías Scouts proyectan una imagen de respeto, confianza y responsabilidad. Es una imagen increíble y quiero ser capaz de compartir con otros la energía que adquiero al ser una Guía Scout. 


Nouha

“Ser una Guía Scout me ha ayudado a superar mi timidez” - Nouha, 15

Las niñas enfrentan sexismo todos los días. No nos permiten participar en deportes y muchos creen que el Escultismo no es apropiado para niñas. Piensan que las niñas no pueden ir a acampar con personas que no conocen. No me importa lo que dice la gente, yo hago lo que quiero. Mi padre es un líder Scout y me anima a ir de campamento y hacer lo que yo quiera.

Las Guías Scouts trabajamos duro para asegurar que las niñas y los niños sean educados en temas como el extremismo y cómo poner fin a la violencia contra las niñas y las jóvenes.

Ser una Guía Scout me ha ayudado a superar mi timidez. Ahora soy capaz de hablar con extraños. Realmente me encantaría ver que más niñas se unan a Les Scouts Tunisiens. Un gran número de niñas en Túnez son excluidas de las actividades sociales, y no hacen otra cosa que ir a la escuela y regresar a casa. Ser una Guía Scout ofrece muchas oportunidades. Haces amigas, hacemos cosas juntas y ayudamos a otras personas – esto me hace sentir bien conmigo misma. 


Khouloud
“No podemos permanecer indiferentes” - Khouloud, 24

En el sur de Túnez, muchas niñas no pueden ir a la escuea porque viven muy lejos y no tienen acceso a transporte. En muchas comunidades, existe el riesgo de ser violada debido a la falta de seguridad. Como Guías Scouts, tenemos la responsabilidad de abordar estos temas. Visitamos a las familias y las animamos a mandar a las niñas a la escuela, porque ellas merecen recibir una educación. No podemos permanecer indiferentes, tenemos que avanzar. 


Safa

“Todos somos iguales, no importa de dónde somos” – Safa (izquierda), 21

En Túnez, a las personas les resulta difícil aceptar a otros. Como líder Guía Scout, quiero enseñar a los niños que todos somos iguales, sin importar nuestro color, creencias o religión.

Doy clases de arte y dirijo proyectos creativos para promover la paz. Por ejemplo, trabajo con niñas y niños Scouts de tan solo cinco años, enseñándolos a crear dos manos de arcilla – una negra y una blanca – para representar la paz.   


LES SCOUTS TUNISIENS actualmente es la mayor organización juvenil mixta en Túnez. Hay más de  30,000 Guías y Boy Scouts, centrándose en actividades tales como combatir el extremismo, luchar contra el abuso de drogas, pronunciarse contra la violencia de género, apoyar a los refugiados y promover la importancia de la confianza en la apariencia física. 

Compartir esta página