"Aunque soy una mujer, también merezco ser un líder"

Rim, líder guatemalteca de Siria, explica cómo la guerra afectó a su país, el impacto que tuvo en su vida y por qué la defensa de los derechos de las niñas es tan importante para ella ...

Rim

La vida en Siria varía dependiendo del lugar donde vives. En la mayoría de las principales ciudades sirias, la vida es estable y las personas viven su vida normalmente. Sin embargo, persisten las dificultades. Grupos armados siguen estando presentes en ciertas áreas, perturbando la vida y aterrorizando a la gente.

Es por eso que algunos sirios abandonan el país. Para las pocas ciudades y aldeas controladas por los grupos, la vida es intolerable. Las personas viven sitiadas y corren el riesgo de ser asesinadas, torturadas o violadas.

La guerra me ha afectado de muchas maneras. Como una ingeniera, solía llevar una vida activa. Viajaba entre las ciudades sirias por cuestiones de trabajo. Hacía caminatas y excursiones los fines de semana y viajaba al extranjero para asistir a las actividades del Guidismo. La guerra ha afectado mi trabajo y mis ingresos. Varias personas que conocía murieron, otras emigraron. Ahora, viajar es casi imposible porque soy considerada una criminal por ser siria.

A pesar de esto, permanezco en Siria y estoy orgullosa de mi nacionalidad. La guerra me ha motivado a hacer las cosas lo mejor posible, a mejorar mis habilidades y apoyar a las Guías para que podamos disfrutar de un mejor nivel de vida. He sido Guía desde que tenía seis años, y las Guías me han ayudado de muchas maneras. Ya no soy tímida, en cambio, soy una mujer fuerte y segura de sí misma. Me han dado la oportunidad de ser una ciudadana activa y conocer diferentes culturas.

Sudan Girl GuidesActividades de la Guía de Chicas

Como líder Guía, dirijo nuestras reuniones, que incluyen hacer manualidades, jugar, cantar y participar en actividades. También debatimos sobre temas sociales centrados en las niñas. Por ejemplo, Libre de Ser Yo es un programa que ayuda a las niñas a desarrollar la confianza en la imagen corporal, para que puedan ser felices con ellas mismas.

Recientemente tuve la oportunidad de viajar a Sudán para capacitar a otras Guías en el programa Libre de Ser Yo. Conocí a líderes de todo el movimiento, compartí mis conocimientos y mi experiencia de liderazgo.

Los derechos de las niñas nunca han sido tan importantes. En mi familia no hay discriminación, pero en la sociedad todavía es difícil ser vista como una mujer independiente. Es difícil convencer a la gente de que aunque soy mujer, puedo ser una líder, una tomadora de decisiones y producir un cambio.

Las niñas son la clave de nuestro futuro. Ellas son capaces de hacer cosas increíbles, sólo necesitamos que las comunidades locales lo comprendan. Cuando lo hagan, las niñas tendrán el poder para cambiar el mundo. 

Compartir esta página