Acción 6 - Inicien un club antiviolencia en su escuela

Las dirigentes Guías Ange Kamugisha, 38, y Germaine Umuraza, 27, están trabajando con las comunidades en Ruanda para hacer frente a la violencia basada en el género, como parte de la campaña Alto a la Violencia de la Asociación Mundial de las Guías Scouts. Ellas están alentando a niños y niñas a unir fuerzas para crear grupos antiviolencia para tomar una postura

Boys in Rwanda speak out at an anti-violence club AMGS


¿Qué las inspiró a poner fin a la violencia?

Ange: La Asociación de Guías de Ruanda es la mayor organización dedicada exclusivamente a las niñas. Como resultado, hemos visto de primera mano los problemas que enfrentan las niñas. Muchas niñas enfrentan problemas como la violencia y son vulnerables a embarazos en la adolescencia, ya sea que vivan en la ciudad o en el campo. Algunas Guías han abandonado el grupo porque quedaron embarazadas o se casaron. Otras eran demasiado pobres y no podían cubrir sus necesidades básicas.


¿Por qué decidieron incluir a los niños como parte del plan de acción?

Germaine: Lanzamos la campaña Alto a la Violencia de la Asociación Mundial de las Guías Scouts en Ruanda en 2011. Al principio nuestros esfuerzos se centraban en las niñas, pero nos dimos cuenta de que si realmente queríamos hacer un cambio, teníamos que incluir a los niños y los hombres también. Una vez que los niños se dieron cuenta de que tomar una postura ayudaría a sus hermanas, madres, primas y parientes, entonces se unieron.


¿Así es cómo inició el club antiviolencia?

Germaine: ¡Sí! Los niños decidieron que las niñas habían estado trabajando en el tema de la violencia durante demasiado tiempo y que era hora de que ellos también hicieran algo al respecto.


¿Qué sucede en los clubes antiviolencia?

Ange: Las dirigentes Guías comparten el Currículo Voces Contra la Violencia (un currículo de educación no formal para niños en escuelas y comunidades) en los grupos, utilizándolo para generar debate y discusión. Los jóvenes también discuten maneras en que pueden hacer un cambio en su comunidad, como por ejemplo, discutir el tema de la violencia con sus padres y hermanos, educándolos acerca de por qué no está bien. Los grupos han seguido creciendo y también se han unido niñas.


Rwanda Anti-violence club - 16 days 2016 AMGS


¿No deberían las niñas poder discutir el tema de la violencia con los hombres de su familia?

Germaine: En teoría, sí, pero cuando las niñas ejercen sus derechos en Ruanda, se considera que están exagerando o causando problemas. Si queremos cambiar la mentalidad de los hombres, la discusión tiene que comenzar con otro hombre.

Ange: Estoy de acuerdo. Los hombres no están interesados en escuchar a las niñas. Ellos quieren escuchar la voz de un hombre.


¿Cómo participan las Guías en los clubes antiviolencia?

Ange: Las educadoras son Guías. Siempre estamos presentes, proporcionando materiales, hojas de rotafolio y módulos educativos.


¿Dónde tienen lugar los clubes?

Ange: Los clubes antiviolencia tienen lugar en escuelas. Sin embargo, también llegamos a las comunidades. Queremos dar a conocer Alto a la Violencia en toda Ruanda.


¿Qué tipo de impacto están teniendo estos grupos antiviolencia?

Ange: Hasta ahora hemos visto un cambio positivo en la actitud. En algunas comunidades, la campaña todavía encuentra resistencia, pero estamos tratando de superar esto.

Germaine: Cuando los niños regresan de sus vacaciones, siempre comparten historias sobre cómo están educando a sus familias en el tema de la violencia. Recuerdo que un niño me dijo: “Solíamos tener problemas en mi familia, pero ahora entendemos por qué las niñas y las mujeres merecen los mismos derechos.”


Compartir esta página