La educación para la prevención del VIH y el SIDA está salvando vidas

11 Enero 2006

Muchas agencies de la ONU y la AMGS utilizan enfoques similares, incluso teatro, telenovelas y concursos de redacción para llevar sus mensajes sobre el VIH y el SIDA a la juventud. 

En el mundo entero se ha reconocido la importancia de la educación para la prevención del VIH y el SIDA. 

En el sondeo que realizó la AMGS en 2005 «hablemos sobre la salud en la adolescencia», más del 30 por ciento de las 6000 niñas y mujeres jóvenes que respondió afirmó que el VIH y el SIDA constituían las áreas en las que la AMGS debía concentrarse. 

El programa de la insignia del SIDA de la AMGS, elaborada conjuntamente con ICASO y ONUSIDA en 1999, fue uno de los primeros manuales de prevención del SIDA centrado en la juventud y en educar a los jóvenes de manera culturalmente sensible y divertida.

Zambia es un país duramente azotado por la epidemia del VIH; casi uno de seis adultos (de entre 15 y 49 años) está infectado, según el ONUSIDA. Sin embargo, el último estudio de DFID alaba a Zambia por sus crecientes esfuerzos de disminuir la epidemia poniendo en ejecución una respuesta nacional para educación en el VIH y el SIDA. 

Zambia no está sola en su afán de incrementar la educación. Países, tales como Brasil, Namibia, Senegal y Tailandia han demostrado voluntad y compromiso políticos de combatir el VIH y el SIDA mediante programas educativos. 

Sin embargo, el potencial de la educación en la prevención de la propagación del VIH está siendo subutilizada en muchos países a través del mundo. En realidad son pocos los países en Sudamérica, Asia y África que tienen planes coherentes en acción sobre el VIH y el SIDA dentro de sus sistemas educativos. Según la UNESCO, la mayoría de países está fallando a sus jóvenes al no proporcionarles una educación completa sobre la prevención de la infección, así como enseñanza sobre el cuidado, la atención, el tratamiento y el apoyo a quienes viven con y están afectados por el VIH y el SIDA. 

Lesley Bulman-Lever, la Directora General de la AMGS y uno de los miembros fundadores de Sofia dice « Aprender sobre la prevención del VIH y el SIDA es parte esencial en la educación de la juventud. No debería ser solo un tema suelto en las clases de biología o ciencias, sino parte de la educación social de cada joven. Creemos que la educación no formal, que proporciona el Movimiento Guía Scout, es una manera excelente de transmitir el mensaje correcto – pero para ello es necesario que llegue a TODA la juventud, no sólo a quienes pertenecen al Guidismo y al Escultismo». 

Superando los tabúes 

En el sondeo de la AMGS sobre la salud en la adolescencia, las niñas dijeron que para ellas era muy importante hablar sobre sexo con sus padres, profesores, amigos, así como aprender sobre sus derechos y sus responsabilidades. No obstante, los expertos dicen que los tabúes y temores en cuanto a hablar sobre el tema sexual son una barrera en la educación para la prevención del VIH y el SIDA. Hay presión en cuanto a centrar el mensaje de prevención en la abstinencia; sin embargo ¿funciona este tipo de actitud? No, según Lesley Bulman-Lever: 

«Cómo pueden los jóvenes hablar sobre el VIH y el SIDA si no hablan sobre sexo? Los jóvenes tienen muchas preguntas y necesitan respuestas ya que éstas pueden salvar sus vidas. La abstinencia es una parte importante en la prevención del VIH y el SIDA, pero también es poder hablar sobre el tema sexual y que aprendan sobre sus cuerpos, sobre las opciones que tienen y sobre sus derechos y responsabilidades».