Salvemos el Ártico

El Ártico está amenazado por las perforaciones petroleras, la pesca industrial y los conflictos territoriales. Nosotros PODEMOS salvar el Ártico. Vamos a declararlo un santuario en la cima del mundo. 

El Ártico está en riesgo

El Ártico es el nombre de la región en la parte más alta del mundo; se extiende millones de kilómetros cuadrados e incluye la tundra de Canadá, Rusia, Noruega, Suecia, Finlandia y Alaska, gran parte de Groenlandia, y un enorme océano congelado que rodea el Polo Norte.

Pergamino del Ártico

El Pergamino del Ártico es una colección de nombres de personas de todo el mundo que apoyan la campaña de Greenpeace ‘Salvemos el Ártico’.

El pergamino será llevado al Polo Norte y plantado en el lecho marino junto con la Bandera para el Futuro ganadora.

Ya han firmado más de dos millones de personas - ¿lo harás tú?

Visita el sitio web SAVE THE ARCTIC

Es uno de los últimos lugares que se mantienen intactos en la Tierra. Es el hogar de casi cuatro millones de personas, incluyendo los pueblos indígenas que han vivido en la región desde tiempos inmemoriales, y que se han adaptado a vivir en uno de los lugares más fríos del planeta.

También provee un hábitat muy especial para especies raras como el oso polar y el casi mítico narval. El Ártico funciona como un sistema global de aire acondicionado, gracias a su enorme superficie blanca y gélida, que refleja el calor del sol proyectándolo hacia el espacio y regula la temperatura del planeta.

Sin embargo, este efecto natural de enfriamiento está en riesgo porque el hielo en la zona del Ártico se está derritiendo a causa del cambio climático. El Ártico es particularmente sensible al calentamiento global y ya se ha derretido alrededor del 75% de la capa flotante de hielo del mar Ártico. Es posible que en 10 ó 20 años no quede nada de la capa flotante de hielo en el verano. Esto cambiaría el mundo tal como lo conocemos.

¿Quién puede proteger el Ártico?

En este momento, las aguas internacionales alrededor del Polo Norte pertenecen a todos en todo el mundo.

But as the ice melts, the people, corporations and countries with vested interests are all anxious for their piece of the Arctic pie because they know that as the ice melts they can get their hands on the oil and other natural resources which until now have been unreachable.

Woman kissing polar bear

Pero a medida que se derrite el hielo, las personas, las empresas y los países con intereses creados, todos están ansiosos por su pedazo del pastel del Ártico, porque saben que a medida que se derrita el hielo, ellos podrían echar mano del petróleo y otros recursos naturales, que hasta ahora han sido inalcanzables.

Pero las perforaciones para extraer petróleo podrían destruir el Ártico. Un derrame de petróleo en esta frágil área sería devastador y casi imposible de limpiar.

Además de todo esto, la quema del nuevo petróleo emitiría aún más gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático, y esto a su vez daría lugar a un mayor derretimiento del hielo. El problema va a empeorar cada vez más en un círculo vicioso de calentamiento y derretimiento.

Las compañías petroleras están dispuestas a poner en riesgo todo esto, a pesar del hecho de que el petróleo que obtengan ¡sólo será suficiente para tres años!

Acerca de la campaña Salvemos el Ártico

En lugar de gastar dinero en hacer perforaciones para extraer el petróleo que causará aún más daño ambiental en el momento de quemarlo, tenemos que tomar ese dinero e invertirlo en energía limpia, verde y renovable que suministre energía al planeta pero sin contaminarlo.

Polar bear

Es por esto que Greenpeace está pidiendo a todos los países miembros de las Naciones Unidas que actúen juntos para proteger el Ártico.

Estamos haciendo campañas para crear un santuario global en las aguas internacionales alrededor del Polo Norte, de modo que se encuentren fuera del alcance de la industrialización. También queremos prohibir la extracción de petróleo en alta mar en toda la región del Ártico, y detener a los grandes barcos de pesca industrial que amenazan con destruir el medio ambiente del océano. 

Al plantar una Bandera para el Futuro y las firmas de millones de personas en el Polo Norte, estaremos plantando una poderosa semilla de esperanza. Con su ayuda, podemos asegurarnos que esta semilla se convierta en un movimiento imparable de personas que, en conjunto, puedan persuadir a los tomadores de decisiones del mundo para proteger el Ártico de aquellos que lo amenazan.

¿Quieren saber más? Visiten www.savethearctic.org