Domingo 6 de diciembre

“¡Mi día fue fantástico!” Exclamó Miriam cuando regresó al Centro Scout Holmen en Copenhague después de un día lleno de talleres y seminarios en la Conferencia de la Juventud (COY). Participaron alrededor de 400 jóvenes de todas partes del mundo. El cambio climático es una preocupación para todos los jóvenes del mundo. Fue muy impresionante debatir estrategias para abordar el cambio climático.

Empezamos la conferencia con actividades para conocer a otros jóvenes. Aprendimos lo que se siente ser un líder y un seguidor.

Por la mañana, cuatro miembros de nuestra delegación, Prisca, Luiza, y Gabi, también tomaron el desafío de llevar a cabo talleres. Se discutió el tema del grupo efectivo junto con otros jóvenes delegados como parte de la preparación y el empoderamiento para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Durante este tiempo, las demás jóvenes participaron en otros talleres sobre diversos temas, incluyendo los jóvenes y los medios de comunicación, la Reducción de las Emisiones de la Deforestación y la Degradación Forestal (REDD) y la justicia social, el proceso del Marco de las Naciones Unidas para la Convención sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y el activismo.

En las sesiones de espacio abierto, formamos grupos pequeños con los demás jóvenes y discutimos nuestros objetivos para la COP 15, qué queremos aprender de la conferencia, y cómo tomar ventaja de las oportunidades y los fallos en la COP 15. También compartimos lo que deseamos hacer en nuestros propios países después de la conferencia.

El objetivo principal que debatimos fue formar una voz fuerte y unificada de los jóvenes para tomar una postura sobre el cambio climático en la conferencia y comunicar la importancia del cambio climático a los dirigentes políticos de nuestros países.

Me sentí sumamente emocionada al escuchar las historias inspiradoras de dos mujeres jóvenes sobre la forma en que empezaron a trabajar en el tema del cambio climático y la participación de otros jóvenes en el movimiento,” dice Prisca. Escuchar las historias personales nos recordó que muchos jóvenes, incluidas nosotras mismas, creamos un impacto a través de nuestro trabajo en todo el mundo.

Esta noche celebramos nuestra diversidad con un intercambio de postres internacionales. Fue delicioso probar postres de todo el mundo.

Estamos ansiosas de vivir otro día de aprendizaje, creación de redes, y colaborar con otros jóvenes en un mensaje unificado para presentarlo en la COP 15.

Patrulla: Cambio
Emily
Prisca
Miriam
Gabi
Margrethe